domingo, 20 de diciembre de 2015

Pelota dulce de Navidad pilota dolça cabanyalera paso a paso




"Refrany;
En el dir, discret i en el fer, secret"
En el decir discreto y en el hacer secreto.



Ésta es una antiquísima receta según contaba mi tía abuela Trini, y  procede de tiempos muy muy antiguos, de cuando en el Cabanyal habían barracas y en las casas preparaban sus propios dulces de Navidad.
Precisamente, en cada casa tenían su receta secreta, que guardaban con mucho celo y que normalmente solo pasaban de madres a hijas ya que no gustaban de compartir, si no era con la família.
Por éso os digo que la receta de hoy es un pequeño tesoro, ya que comparto con vosotros una receta familiar.


Necesitaremos;




Y por último, mas abajo, en el momento de añadirlo, os diré el ingrediente secreto y sorprendente.....
La preparación es sencillísima, ya que no necesitamos microondas ni fuego y encima apena vamos a ensuciar cacharros


En un bol mezclamos primero los ingredientes secos, los 200g de azúcar, 200 de almendra molida, y los 150 de pan rallado


seguiremos con los 80 de manteca de cerdo en pomada,


añadiremos la ralladura de un limón, recordad siempre que no tenéis que poner la parte blanca, porque amarga


 50g de piñones,


 la cucharada de canela,


Por último, se añaden 3 huevos enteros


 y a partir del tercero solo las yemas, reservaremos las claras para rebozar las pelotas al final


y ha llegado el momento del ingrediente secreto, hay que añadir una taza de caldo del puchero...si, como lo leeis, caldo de puchero, tal cual.

 La taza puede ser de café o de consomé todo depende de la cantidad de pelotas que preparéis y del líquido que admita la masa, yo he puesto unos 150ml.

Y ahora es cuestión de amasar. 


para que se mezcle todo muy bien


tapamos y dejamos reposar una horita mas o menos 


 iremos formando como una especie de  croquetas pero mucho más grandes como una palma de mano más o menos, las abriremos y añadimos el calabazate y las frutas confitadas que me permito la licencia de añadir, auqnue antiguamente solo llevaban el calabazate, y cerraremos de nuevo


y rebozaremos con las claras que habíamos reservado,
me han salido cuatro pelotas grandes y dos más pequeñas


pondremos frutas confitadas a nuestro gusto, podemos dar la forma que queramos e iremos colocando sobre papel sulfurizado o de horno
Encendemos el horno a 180º 


Las colocaremos dentro de papel y haremos una especie de paquetes similares  como si fuéramos a cocinarlas en papillotte pero no es necesario cerrarlas totalmente, ésto es para que no se doren en exceso


las dejaremos a 180º a media altura durante quince minutos 


y dejamos cocer al calor residual del horno hasta que se pierda todo el calor, antiguamente los solían cocer en la tapa del puchero mismo "putxero".

Cuidar que no se resequen demasiado, han de quedar con una costra crujiente por fuera por fuera pero blanditas y jugosas por dentro


una vez frías, las envolveremos en papel celofán y estarán más ricas cuando lleven como mínimo, un par de días hechas, yo suleo hacerlos después de la Purísima y para Navidad (si llegan) están aún mas ricas ;)


por favor, si os gusta ésta receta compartirla entre vuestro amigos y familiares, que no se pierda en el tiempo.....


Sed muy felices, pero no solo en estos día de Navidad, sino ¡SIEMPRE!


"A la taula i....BON PROFIT!!!" 


Espero que te haya sido de utilidad ésta entrada  y si te gusta, puntúala con g+1, así mucha gente podrá disfrutar de ella. Graciaaaaas.

Si os gusta mi receta, podéis compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.
Espero vuestro comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

6 comentarios:

  1. Bueno pues aquí estoy deleitan dome con estos ricos dulces tradicionales de tu tierra, que no tenía el gusto de conocer, pero como tu has sido tan amable, y has compartido el secreto mejor guardado de tus abuelas, anotado quedad, para poderlo probar.
    Besos y suerte con el reto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha, los valencianos tenemos muchos dulces típìcos,jajajaja, somos golosones y en general ya sabes que antes todo se hacía en casa. En mi face voy poniendo las recetas por álbumes, por si te apetece echar un vistazo. Gracias por tu visita y tu comentario cariño y feliz año nuevo. Bessets.

      Eliminar
    2. Igualmente para ti respecto al reto, aunque en realidad, nos retamos a nosotras mismas ¿no? Muaks.

      Eliminar
  2. Caldo de puchero?? Te iba a decir que se parece al pan de cadiz que hace mi madre pero me callo porque lo del caldo me ha descolocao!! que maravilla, se lo digo a mi madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si cariño, tal cual, caldo del puchero, así lo hacían. Si lo prueba la mami ya me dirás. Gracias y feliz año . Muakss

      Eliminar
  3. Yo nací y crecí en el Cabanyal, y siento un entrañable cariño por mi barrio, mi pueblo... Tu receta, sin lugar a dudas, debe de estar deliciosa. La probaré. Mi madre también hacía unas pelotas dulces muy parecidas y que también estaban deliciosas. Sin embargo, creo recordar que no llevaban el caldo de cocido, y que una vez mezclados todos los ingredientes, los dejaba reposar durante dos o tres días, y luego les añadía el calabazate. Después formaba las pelotas, y volvía a dejarlas reposar varios días. Se comían crudas, y estaban deliciosas. Como tú dices, en cada casa se preparaban de forma distinta. Gracias por compartir la tuya. Entraré en tu face.

    ResponderEliminar