sábado, 23 de julio de 2016

Ensalada de patata marinera con tomate del Perelló paso a paso foto a foto

"Refrany;
La tomata, com la dona, tot l'any és bona"
El tomate, como la mujer, todo el año es bueno.


Pues yo últimamente no encuentro tomates que sepan a tomate en todo el año. He de esperar a que llegue el verano, para degustar un tomate con sabor de tomate,el resto del año me he de conformar con tomates que apenas recuerdan en sabor a los de antes.


El tomate del Perelló huele y sabe a TOMATE. En los terrenos arenosos de esta Entidad Local Menor perteneciente al municipio valenciano de Sueca se cultivan los mejores tomates del mundo, una variedad autóctona que se viene recuperando desde hace una década.


Se trata de un tomate valenciano muy oloroso, sabroso, muy carnoso, tiene poca semilla, la piel fina, un sabor en boca muy dulce y poca acidez, tiene cultivo biológico en plena Albufera, con el sello distintivo y la marca de calidad del parque natural y su privilegiado microclima.

El potencial del sabor del tomate valenciano se atribuye a la tierra arenosa (es conocido como "hijo de la duna", ya que se cultivaba tradicionalmente sobre la arena, al pie de las dunas que lo protegían del viento, y se regaba con aguas sobrantes y un punto salinas que llegaban de la Albufera) y a las aguas salitrosas con las que se riegan los cultivos.


Bueno, pues hoy me han regalado éstos maravillosos tomates con los que haré varias recetas, aunque no hay ninguna como la de lavarlos bien, abrirlos por la mitad y comerlos a bocados simplemente con una pizca de sal...mmmmm "xé que boooooo" .

Necesitaremos para tres comensales;


  1. Cuatro patatas
  2. Tres huevos duros
  3. Un tomate bien hermoso del Perelló
  4. Una latita de maiz
  5. Lomos de atún blanco
  6. Un puñadito de gambas peladas
  7. Aceite de oliva virgen
  8. Una cebolleta 
  9. Un diente de ajo
  10. Perejil fresco
  11. Vinagre de manzana
  12. Pimienta 
  13. Sal

Lavaremos bien a fondo las patatas con agua fría, si es preciso con un cepillito, procurando que sean del mismo tamaño para que cuezan en el mismo tiempo,  y las pondremos hervir con su piel, agua y una pizca de sal que pondremos al mismo tiempo que las patatas, durante aproximadamente unos 20m minutos siempre dependiendo de la clase y tamaño de patata. Para comprobar el punto de cocción, se puede pinchar con un tenedor, cuchillo fino, brocheta, aguja gruesa o similar. Sacaremos del agua y enfriaremos para pelar.


Se pelaran con toda facilidad y las cortaremos en rodajas de mas o menos un cm. de grosor


En una sartén con un poco de aceite de oliva sofreiremos las gambitas peladas, si es posible con un diente de ajo picadito, hasta que cambien de color,  y reservaremos
 

Quitaremos la primera capa a la cebolleta y cortaremos
 

Colocaremos las rodajas de patata sofre una fuente de servir y sobre las mismas, la cebolleta
 

Mirad que preciosidad de tomates. Los lavaremos bien, cortaremos a rodajas


e iremos colocando otra capa de tomates


sobre las patatas y  cebolla


pelaremos y cortaremos los huevos duros, que serán nuestra siguiente capa


Trocearemos y escurriremos los lomos de atún y pondremos junto a los huevos cocidos


a continuación las gambitas 


salpimentaremos y pondremos el maiz escurrido


Unas gotas de aciete de oliva virgen, un chorrito de vinagre blanco, de manzana, de vino tinto, Jerez o de módena, (a vuestro gusto), cubriremos de papel film y al frigo, para que coja el frescor necesario


En el momento de servir, cortaremos o picaremos perejil fresco


y espolvoreamos con él nuestra fresquita ensalada


que ya estará lista para comer


y chuparnos los deditos. Podemos hacer más cantidad y guardarla en un taper, que está riquísima incluso un par de días después.

 

Por supuesto que ésta ensalada la podréis hacer con cualquier otro tipo de tomate, pero lamentablemte, no sabrá igual.

"A la taula i.....BON PROFIT!!!"
Si te gusta mi receta y la quieres compartir, podrá verla mas gente ;) ¡Gracias!


sábado, 16 de julio de 2016

Bizcocho Fabiola biscuit Fabiola de La Font d'En Carròs paso a paso foto a foto

"Refrany;
Un bon bescuit, qualsevol se'l menja"
Un buen bizcocho, cualquiera se lo come.

En mi último post, os contaba pequeños recuerdos de mi niñez y juventud, en ésta entrada que podéis ver aquí junto a la receta de limón granizado casero http://calaixetdelaiaia.blogspot.com.es/2016/07/llimo-granissat-granizado-de-limon.html.
Quizás ése ha sido el motivo de haber soñado ésta noche con el pueblo de mi padre, (en los ratos que el ventilador de techo permitía el sueño claro, porque vaya nochecita de fastidioso calor tropical hemos tenido ésta noche en Valencia), la cuestión es que he amanecido con la idea de hacer un "Bescuit Fabiola"que a mi padre le encanta y he recordado que aún no tenía la receta en el blog, así que aprovechando que iba a La Salud, me he acercado al mercado de Algirós y he comprado el coco y la almendra rallada.

Éste bizcocho es típico en La Font d'En Carròs, y de algunos otros pueblos de La Safor. Mi madre, cada vez que regresaba del pueblo a Valencia, iba cargada de Fabiolas que encargaba previamente en el Forn de la pujada del Crist, (aunque nosotros entrábamos por la Plaça del Ajuntament), para obsequiar a familiares y amigos.

La receta que os traigo es la original de mi iaia Isabel,  y a su vez de mi besiaia Sabeleta, su madre. La iaia me contaba que éste bizcocho se cocía en una especie de olla de hierro en forma de corona y al fuego de la cocina de leña, en la chimenea del suelo, sobre los "tres pèus", como era lo típico en aquella época, según recuerda aún mi padre. La iaia tenía ésta receta en  en la cabeza y como muchas otras, me las fui apuntando en una libretita hace muchísimos años, cuando de joven y soltera iba recopilando recetas de las tías y las iaias.
Lo contenta que estoy ahora de haberlas sometido en su día al tercer grado, (la memoria les fallaba y a veces fué difícil) y poder tener éstos pequeños tesoros, para mi, muy valiosos y que me satisface compartir con vosotros.

Es un bizcocho húmedo y muy muy jugoso, sin mantequilla ni grasas ni lácteos, peeeroooo éso siiii,  bastante calórico, así que si estáis a dieta o vivís pendientes de la báscula ni se os ocurra probarlo...porque es adictivoooooo


Hoy la he preparado con la receta original que me dió la iaia, (aunque con los años he ido haciendo variaciones que luego os explicaré) porque he querido mantenerme fiel a la tradición, aunque a mi el coco no me gusta nada, de vez en cuando hago ésta tarta porque merece la pena ver la cara de felicidad de mi padre, cuando come un trocito de ella y lo transporta a La Font y a tiempos muy dichosos, y me da a mi que cuando la pruebe mi nuera, voy a tener otra adicta a la Fabiola jeje, así que para celebrar mi santo, aprovecho para felicitar a todas las Carmen y Carmelo,ya que ésta entrada va dedicada a tod@s quienes lleváis éste nombre y en especial a mi madre.

Necesitaremos;


  1. Cuatro huevos
  2. 150g de harina 
  3. 50g de azúcar
  4. 100g de coco rallado
  5. 75g de almendra molida
  6. Una pizquita de sal
  7. Un sobre de gaseosas blanco
  8. un sobre de gaseosas morado
Para el almíbar;


  1. 150ml de agua
  2. 75ml de mistela
  3. 100g de azúcar
Antes de seguir voy con unas aclaraciones.
Éstas medidas son para un molde de 28cm. que voy a estrenar hoy, así que he reducido las cantidades, porque quiero un bizcocho pequeño, de pocas raciones, pero de normal se hace doblando ingredientes. Hemos de utilizar un molde de corona, rosquilla o rueda. Aunque no lo creáis la cantidad de almíbar no es una barbaridad, porque se lo chupa TODO.
Lo pueden comer los niños aunque lleve mistela, porque el alcohol se evapora. Las últimas veces que he preparado éste bizcocho, he sustituido la mistela, por licor de crema de coco tipo Malibú, todo un acierto si os gusta mucho el coco, (pero como no se hierve no se evapora el acohol y no lo pueden tomar los niños) y antes de volcar la masa en el molde de corona he puesto una  capa de almendras laminadas. Está mas rico muy fresquito y de un día para otro.


Tendremos los huevos a temperatura ambiente, y separamos las claras de las yemas


batimos las claras a punto de nieve y añadimos una pizquita de sal


añadimos a la harina el sobre blanco de gaseosa, y luego el morado y mezclamos


tamizamos la harina en el cuenco con las claras a punto de nieve,


añadimos el azúcar


la almendra pelada y molida y las yemas de huevo


y removemos todo. Nos quedará una masa densa y pegajosa, que cuesta trabajar


engrasaremos el molde con mantequilla y harina, o producto antiadherente para poder desmoldarlo con facilidad


introduciremos en el horno precalentado a 180º


a media altura


durante 30 minutos, con calor abajo y aire si tenéis ésa función. Estos tiempos son orientativos, porque ya sabéis que cada horno funciona de un modo y necesita unos tiempos distintos. No os descuidéis e ir controlando, cuando creáis que puede estar, pinchar con un palo de brocheta y si sale limpio es que ya está listo, cuidad que no se os haga demasiado.


Mientras se hornea, prepararemos el almíbar poniendo el agua a hervir


junto con el azúcar


y la mistela. Lo dejaremos reducir unos cinco minutos y retiramos del fuego.


si veis que el bizcocho se dora demasiado, lo podéis tapar con papel de plata. Retiramos del horno


y vamos emborrachando con el almíbar preparado , poco a poco. Aunque parezca mucha cantidad lo absorbe todo y es imprescindible para conseguir la jugosidad necesaria en éste bizcocho, que de lo contrario quedaría seco. Lo introduciremos de nuevo en el horno apagado y caliente, y dejaremos una media hora. Pasado éste tiempo lo dejaremos enfriar y si lo pasamos por el frigo, mejor.


Desmoldaremos con cuidado y cubriremos la superficie con coco rallado
 

 listo para disfrutar


acompañado de una mistelita fresca


o un cremoso café o cortado


es un postre muy bueno


que os aseguro no os dejará indiferentes, aunque como a mi, no os guste nada el coco


Tengo a mi papi ingresado, le llevaré un buen trozo para merendar ésta tarde, ya que éste año celebraré mi santo con él en el hospital, pero el año que viene, nos vengaremos ;)

"A la taula i....BRON PROFIT"

Si os gusta ésta tradicional y antigua receta y compartís, me ayudaréis a que no se pierda. Muchas gracias ;)
 Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

jueves, 14 de julio de 2016

Quiché de verduras en espiral paso a paso y foto a foto

"Refrany;
Amb horta i verdura allunyes la sepultura."
Con huerta y verdura alejas la sepultura.

Hace mucho tiempo que le tenía ganas a ésta quiché, desde que la vi en la sección de cocina de una de ésas revistas de cotilleos, que me entusiasmó su colorido, y la tenía en pendientes como tantas y tantas otras.
Por supuesto que la he preparado a mi manera, como siempre.

 

Hoy he ido al mercado y he vista unas verduras tan lozanas y bonitas, que me he dicho "de huí no passa" así que os traigo mi receta de Quiché de verduras en espiral.
Se trata de una receta fácil y sin complicaciones pero eso si, bastante laboriosa de preparar por el cortado de las verduras, nunca os miento y no voy a engañaros ahora, por tanto, os recomiendo que os pongáis a preparlas cuando contéis con tiempo suficiente, yo pensaba que sería mas rápida de preparar y se me ha echado el tiempo encima buffff, me fastidia mucho la desorganización y no haber calculado bien, y éso que siguiendo con vuestras peticiones, he usado masa quebrada ya preparada, para adelantar, así que  hago hincapié en que se tarda bastante mas que en preparar cualquier tipo de quiché pero vamooos que para nadaaa es difícil de hacer ¿eh? al contrario.

 

Es la primera vez que la preparo, pero nos ha encantado y os aseguro que me la quedo de habitual en mi cocina y mi mesa.
Necesitaremos;

  1. Un paquete masa quebrada fresca
  2. Medio pimiento rojo
  3. Medio pimiento verde
  4. Medio pimiento amarillo
  5. Media berenjena
  6. Medio calabacín verde
  7. Medio calabacín blanco
  8. Tres zanahorias
  9. Un tomate maduro
  10. Dos huevos
  11. 100ml de nata
  12. 150g de queso de untar a las finas hierbas
  13. 100ml de leche
  14. 50g de queso rallado varios sabores
  15. Pimienta negra
  16. Sal
 
Como vamos a usar todas las verduras con su piel, excepto la de las zanahorias, comenzaremos lavándolas muy a fondo.
 

Para cortar las verduras lo podremos hacer con un cuchillo afilado, con un pelapatatas o con una mandolina. Esto último es lo ideal, puesto que necesitamos las cortadas muy finas y con la mandolina nos saldrán de un tamaño igual, pero no es imprescindible.
Para evitarnos el disgusto de que nuestra quiché amargue y nos estropee la receta, por si las moscas..... en cuanto cortemos la berenjena, la pondremos a remojo en agua fría, y un puñadito de sal,


Cuando tengamos todas las verduras cortadas, sacaremos la masa del frigo para que se atempere, engrasaremos un molde desmoldable, el que he usado hoy es de 28cm,


 y lo forraremos con la masa brisa, si os gusta la masa muy crujiente ahora es el momento de hacerla en el horno a a 180º durante diez minutos con peso encima (por ejemplo garbanzos o bolitas de cerámica), en casa gusta jugosa y mas bien mojada, pero no cruda


así que repartiremos el queso a las hierbas (tipo Philadelphia). Si no os gusta el queso, podéis usar pan rallado y mostaza antigua, lo he usado en otras quichés para quienes no les gusta el queso y queda muy bien


pasaremos el rodillo de amasar por el borde y cortaremos la masa sobrante


haremos un rollito intercalando las verduras por colores


que colocaremos en el centro del molde sobre la base de queso, éste nos ayudará a mantener la verdura


comenzaremosa  a hacer una espiral  con las tiras de verduras


iremos ampliando la espiral intercalando las verduras por colores


para que queden de un tamaño similar, las iremos cortando de un ancho parecido


hasta llegar a los laterales del molde


Mezclaremos los huevos, la nata, la leche, el queso rallado, la sal y la pimienta y batiremos


Una vez cubierta toda la base con las verduras, volcaremos sobre las mismas el relleno


Con las tiras de pimientos y tomates, recubriremos los huecos que hayan quedado


Introduciremos en el horno precalentado a 190º a media altura
 

 con calor arriba y abajo o abajo y aire si tenéis esa función


a los 40 minutos bajaremos a 175º y cubriremos con papel aluminio para que no se quemen las verduras y pierdan todo el colorido. Dejaremos 30 minutos mas. Recordad que cado horno funciona de una manera y necesita unos tiempos, los que os doy, son orientativos, merece la pena ir controlando y cuando penséis que pueda estar listo, pinchar con un palo de brocheta, si sale limpio, es que ya está cocido.


Apagaremos el horno y lista para emplatar y comer


Caliente

tibia


o fría 


un bocado realmente delicioso


y una manera distinta de comer las verduras, que quedan un punto al dente

si os decidís a preparar ésta receta, hacéis foto y me la enviáis, estaré encantada de publicarlas, como siempre y en todas y cada una de mis recetas

"A la taula i.........BON PROFIT!!!

Si os gusta ésta receta y clicáis en g+1, gracias por ello y si la compartís, podrá verla mas gente ;)